Porcicultura | Solla Participó en PORK EXPO CURITIVA - PARANÄ BRASIL

Solla Participó en PORK EXPO CURITIVA - PARANÄ BRASIL

Solla Participó en PORK EXPO CURITIVA - PARANÄ BRASIL

Este es un video ede la entrevista realizada a nuestro Director Nacional de Porcicultura Francisco Javier Zuluaga Giraldo, realizada el 28 de septiembre de 2012 en Curitiba-Paraná Brasil, en el marco de la PORK EXPO 2012. Resalta la importancia de la capacitación para la competitividad del sector.

10 Recomendaciones prácticas de Solla para los Porcicultores, de cara a enfrentar las oleadas de calor que se están presentando:

  • Para lograr un abastecimiento normal de agua en las épocas críticas, la granja debe planear la protección y almacenamiento de las fuentes hídricas en la zona y tener un adecuado manejo agroecológico. La bocatoma tanto en épocas de verano como de invierno, requiere de una infraestructura adecuada para su toma y conducción hacia los sistemas de almacenamiento.
  • Dentro de los planes de almacenamiento, se debe tener en cuenta los históricos de mínima afluencia de la fuente para abastecer la granja y determinar la capacidad de almacenamiento necesaria y adecuada y evitar problemas de desabastecimiento de este líquido vital para la producción.
  • Siempre es recomendable contar con el adecuado manejo de la desinfección y potabilización del agua utilizada en la explotación.
  • Proteger los tanques de almacenamiento y tuberías de conducción de aguas para evitar calentamiento del agua de bebida y prevenir bajos consumos. Revisar periódicamente las conexiones, los bebederos para corregir las fugas que puedan existir y que desperdician el agua.
  • Revisar que el número de bebederos este acorde con las necesidades: 1 por cada 10 cerdos de engorde.
  • Manejo adecuado de la ventilación de las instalaciones evitando corrientes directas sobre los animales, principalmente en horas de la noche o de la madrugada que presentan menor temperatura.
  • Implementar distribución de alimento en las horas frescas: en la madrugada y en la tarde-noche que son más frescas, y así lograr mantener los consumos adecuados, tanto en gestación, lactancia y ceba.
  • Si la disponibilidad de agua lo permite, se puede utilizar aspersores sobre los techos de las instalaciones, goteo sobre las paletas de las cerdas lactantes, nebulización en los corrales de ceba, o inundar parte de los corrales en las cebas. Estas prácticas mitigan los efectos de las altas temperaturas sobre la disminución del consumo de agua. El cerdo disipa su calor interno a través del contacto directo de su cuerpo con superficies de menor temperatura ya que ellos no tienen glándulas sudoríparas.
  • En las épocas de verano se debe aumentar el control de roedores, ya que estos animales intensifican la búsqueda de agua como de alimento.
  • En zonas de altas temperaturas, la granja debe analizar la posibilidad de implementar sistemas de ventilación artificiales como ventiladores o túneles de ventilación. Hay que tener en cuenta que el incremento de la ventilación, acrecienta la sed y por tanto un incremento en los consumos del agua.