pixel

Equinos | Consejos prácticos para la alimentación de sus caballos

Consejos prácticos para la alimentación de sus caballos

Consejos prácticos para la alimentación de sus caballos

En la práctica común de la alimentación equina se presentan diferentes conceptos unos técnicos y otros empíricos, pero todos, fruto de la experiencia y las investigaciones en el tema. Al respecto mucho se ha escrito pero debido a la individualidad del equino es muy difícil hablar de la existencia de una formula mágica para alimentar eficientemente a su caballo.

A continuación algunos conceptos prácticos de mucho valor cuando nos disponemos a alimentar a los equinos.

  • El caballo es un herbívoro por naturaleza y por lo tanto el pasto o forraje debe ser de la mejor calidad.
  • El agua es el mayor componente de todo ser vivo, es indispensable para la vida y es fuente de minerales, el caballo debe disponer de ella permanentemente, pero recuerde que tiene que ser limpia y fresca pues puede convertirse en el vehículo de algunas enfermedades.
  • El caballo en pastoreo come gran parte del tiempo, por esta razón cuando está en pesebrera es necesario suministrarle alimento mínimo tres veces en el día; un mayor número de raciones es más saludable para la digestión del animal ya que se asemeja más a su estado natural.
  • Los alimentos balanceados (Concentrados) están diseñados para suplementar los pastos con el fin de cubrir la totalidad de requerimientos nutricionales del animal, de acuerdo con la edad, condición corporal, estado reproductivo y cantidad de trabajo. Asesórese de los asistentes técnicos o veterinarios de las casas productoras para utilizar el que más se ajuste a los requerimientos de su caballo.
  • Alimente los potros con suplementos diseñados especialmente para ellos, tenga en cuenta que su sistema digestivo inicialmente depende de la leche y para lograr una buena adaptación es necesario suministrarle gradualmente pasto y un alimento balanceado desde la segunda semana de edad en comedero protegido del consumo de la yegua.
  • La eficiente suplementación del potro desde temprana edad, permite no solo un excelente desarrollo sino que también exige menos a la yegua durante la lactancia, facilita una nueva gestación y disminuye el estrés post-destete.
  • Tenga en cuenta cuanto alimento balanceado suministra a su caballo en términos de cantidad (kilos), ya que es frecuente la medida de “un tarrito” y esto se presta a deficiencias o excesos en la suplementación, lo cual puede generar problemas como condiciones corporales indeseables: animales flacos o muy gordos con los problemas subsecuentes que esto acarrea.
  • En equinos adultos, suministre un máximo de 2 kilos de concentrado por ración, si los requerimientos lo exigen, es preferible aumentar el número de raciones en el día que dar más de esta cantidad. En los potros debe ser máximo 1.5 kilos.
  • Los comederos deben tener la altura adecuada para el tamaño del animal, recuerde que en su estado natural el caballo come del suelo, por lo tanto los comederos mientras más bajos mejor.
  • La digestión debe comenzar con un alimento suave, por este motivo es necesario en las mañanas, suministrar primero el pasto que es el alimento natural y luego el concentrado, eso sí después de retirar los sobrantes y asear los comederos y bebederos en las pesebreras.
  • Revise periódicamente el estado de la dentadura de su caballo, incisivos y molares, ya que las aristas en estos son bastante tormentosas para el caballo, impiden una buena masticación, primer proceso en la digestión y hacen disminuir el consumo de alimento.
  • Establezca su propio plan de vermifugación (purgas), de acuerdo con el posible contagio o reinfestación de los animales según el tipo de manejo (pesebrera o pastoreo). No es igual la reinfestación para un animal en pastoreo con pastos bajos, en un grupo numeroso y heterogéneo en edades, que para un animal en pesebrera todo el tiempo consumiendo heno y concentrado. Preferiblemente se debe establecer después de exámenes coprológicos de algunos de los animales.
  • Suministre alimento de garantizada calidad tanto en forrajes como en balanceados, siempre frescos y sin indicios de contaminación, recuerde que el sistema digestivo del equino es bastante delicado.
  • Proporcione la mayor comodidad a su caballo en la pesebrera. Esta debe ser aireada, con buena iluminación, fresca, con piso confortable y libre de insectos y roedores estos animales son transmisores de muchas enfermedades para los equinos.
  • La comunicación visual entre los caballos es indispensable, recuerde que son animales gregarios por naturaleza, por lo tanto las pesebreras deben tener esta posibilidad, de lo contrario puede ser un factor predisponente a vicios debido al estrés al que se somete el animal.