Equinos | Consejos prácticos para el manejo de los equinos

Consejos prácticos para el manejo de los equinos

Consejos prácticos para el manejo de los equinos

Salud

  • Vermifugue su caballos de acuerdo con un plan establecido previamente en el criadero que obedezca a las necesidades teniendo en cuenta edad, peso y posibilidades de reinfestación. Varíe los productos por principio activo y no por marca ya que en más de una marca puede existir el mismo principio activo con diferente nombre.
  • Mantenga bien desparasitada la yegua parida para que su cría no se parasite fácilmente por la costumbre de la coprofagia en los potros y en especial cuando están en pesebrera.
  • Lave siempre los frenos después de utilizarlos, es higiénico para el animal y ayuda a alargar su vida útil.
  • En la práctica de inyectología equina, utilice siempre equipo estéril y desechable.

Manejo

  • Amarre su caballo en sitios seguros y resistentes, a la altura de la cabeza del animal y a una corta distancias para evitar accidentes que puedan lesionar de por vida al animal.
  • Extremar las medidas de precaución en el momento de embarcar ( Montar al camión ), o desembarcar, no lo haga en sitios inadecuados, un accidente en el embarque puede ser causa de descarte o muerte para su caballo, es frecuente accidentes por malos los sitios para tal fin y desafortunadamente la mayoría de los casos son fatales.

Edad para comenzar el adiestramiento

  • La edad adecuada para comenzar a adiestrar o arrendar un equino está sujeta al crecimiento determinado en el cierre de placas epificiarias. Los huesos largos poseen una estructura en cada uno de sus extremos llamada epíficis, a partir de la cual se genera el mayor crecimiento, en animales jóvenes esta placa no está totalmente osificada, por lo tanto comenzar un ejercicio fuerte a edad temprana predispone a problemas ortopédicos en la vida futura del animal. Los potros criollos colombianos se deben comenzar entre los 26 y 28 meses, ya que a esta edad se ha cerrado completamente la placa epificiaria, según estudios radiológicos realizados en más de 150 potros.

En cabalgata: Recomendaciones sobre la marcha

  • En el transcurso del recorrido, siempre y cuando se continúe inmediatamente, permitir beber agua hasta satisfacer su necesidad evitando el consumo de cantidades exageradas.
  • El agua, en lo posible con electrolitos, debe ser siempre a temperatura ambiente, evitar los extremos de temperatura.
  • Tener precaución con los reproductores. Tenerlos retirados de las yeguas en todo momento.

Al llegar de la cabalgata

  • En caso de necesitarse rehidratación vía parenteral, recuerde que el volumen sanguíneo es de 8 a 10 % del peso vivo del animal. O sea que si el caballo pesa 400 kilos posee 40 litros de sangre. La cantidad de suero a aplicar dependerá del grado de deshidratación teniendo en cuenta el volumen sanguíneo. Esto con el fin de evitar la costumbre errónea de aplicar dos o tres bolsas de suero con el fin de hidratar, ya que este volumen sería muy poco en un caso de deshidratación severa.
  • Al terminar, dejar reposar un poco antes de beber, esto se puede detectar tomando el pulso. El límite es 60 p.p.m.
  • El baño después del ejercicio es recomendable dejando reposar al animal. De lo contrario retirar el sudor raspando toda la piel con algún elemento especial o en su defecto con el lomo de un machete.

Rehidratación oral

  • Adicionar al agua de beber Sal común (Cloruro de Sodio) y sal para hipertensos (Nosalt) (Cloruro de Potasio) mezcladas por partes iguales. La cantidad de la mezcla puede ser al gusto sin que el agua cambie mucho de sabor y adicionar melaza como saborizante.
  • También se puede rehidratar vía oral con electrolitos elaborados para tal fin.
  • No suministrar concentrado 5 horas antes de comenzar el ejercicio.
  • Se puede suministrar forraje de buena calidad hasta el momento de comenzar.

Alimentación

  • Suministre el alimento adecuado para la edad y requerimientos del animal.
  • El suministro de sal en los equinos depende del consumo de concentrado. Si un equino consume 3 o más kilos de alimento balanceado y está en ejercicio, los requerimientos de la mayoría de los minerales están cubiertos, pero los requerimientos de sal común o sea cloruro de sodio, no lo están y por lo tanto es necesario suministrar sal blanca a voluntad.
  • En caso de una menor suplementación suministre una sal mineralizada de bajo contenido de fósforo ya que estas son más ricas en calcio.
  • En la alimentación normal del caballo, suministre siempre primero el pasto y luego el concentrado.