SollaBlog

Compartir

Havanese - Bichon Habanero

Publicado el: 23 Apr 2015

El Bichón Habanero es un pequeño perro vigoroso, de pelo largo, abundante, suave y preferentemente ondulado. Sus movimientos son vivos y elásticos.

El pequeño y encantador Havanese pertenece a la familia canina de los bichones de pelo largo, como el Bichón de pelo rizado, el Bichón maltés, el Boloñés y el Coton de Tulear.

Los bichones de pelo largo, criados originalmente en la Europa precristiana como perros de compañía para la aristocracia, fueron introducidos en Cuba por los capitanes de navíos españoles para ofrecérselos como regalo a las mujeres cubanas acaudaladas.

Con el tiempo, esta raza evolucionó hasta convertirse en lo que hoy en día conocemos como "Havanese", es decir, esos pequeños y lanosos perros de compañía que, en ocasiones, actuaban como perros de pastoreo de aves de corral.

En los años 50, cuando la situación política cubana se dejaba sentir en el día a día, sólo quedaba un pequeño grupo de propietarios de los perros Havanese y la raza se consideraba prácticamente extinta.

Afortunadamente, un matrimonio de Colorado comenzó a buscar y a criar los perros Havanese que se habían sacado de contrabando de Cuba, lo que salvó a la raza de la extinción. Hoy en día, existen unos 4.000 perros Havanese en los Estados Unidos y se los conoce sobre todo por su naturaleza desenvuelta y cariñosa, así como por su especial relación con los niños. El AKC admitió a los perros Havanese en el grupo de perros de juguete en 2001.

El Bichón Habanero es un perrito peludito que parece un juguete de peluche. Realmente la razón por qué este perro existe es por su carácter simpático y alegre. La única razón por la cual se cría es porque es una excelente mascota.

Realmente, son tan desarrollados sus instintos de perro de compañía que los criadores no tratan de mejorar nada, excepto mantener su forma, en esta raza.

El pequeño y juguetón Havanese es un perro robusto con un pelaje ondulado, sedoso, largo y que no debe cortarse (no se aconseja el pelo rizado ni crespo). El pelo puede ser de gran variedad de colores; por ejemplo, crema, dorado, rojizo, champán, gris, negro, azul, plateado, chocolate, blanco, marrón o cualquier combinación de los anteriores. A los que pueden añadirse patrones pintos o azabaches.

Aunque pueda parecer que el pelo proporciona calor, dadas su suavidad y ligereza, en realidad lo refleja y es el resultado de una adaptación a la vida en el trópico durante varios siglos. Del mismo modo, el abundante pelo facial protege los ojos del perro frente a la cruda luz tropical. (Por esta razón en las exposiciones nunca se ven perros Havanese con el pelo peinado en pequeños copetes; aunque algunos lleven dos pequeñas trenzas sobre los ojos.)

Excepcionalmente despierto, es fácil de educar como perro de alarma. Afectuoso, de naturaleza alegre, es amable, cálido, gracioso, juguetón e incluso un poco bufón. Quiere a los niños y juega interminablemente con ellos.

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD