SollaBlog

Compartir

Recomendaciones De Manejo De Caballos De Cabalgata

Publicado el: 29 Jan 2015

En el diario convivir con los caballos la forma de interactuar con ellos se constituye en un factor determinante de salud, seguridad para el caballo y para las personas. Todas estas acciones donde debe intervenir la mano del hombre, se denominan Manejo.

A continuación se describen algunas recomendaciones para diferentes etapas y actividades con los caballos, en busca de obtener un mejor entendimiento del equino, brindándole mayor seguridad a él y a las personas que interactúan con él.

a.  Momentos previos a una cabalgata.

  • Asegúrese del estado general del caballo, preparación física, estado reproductivo y condiciones de sus herrajes.
  • Amarre su caballo en sitios seguros y resistentes, con aperos adecuados, a la altura de la cabeza del animal y a una corta distancias para evitar accidentes que puedan lesionar de por vida al animal.
  • Extremar las medidas de precaución en el momento de embarcar (Montar al camión), o desembarcar, no lo haga en sitios inadecuados, un accidente en el embarque puede ser causa de descarte o muerte para su caballo, es frecuente accidentes por utilizar sitios inseguros y desafortunadamente la mayoría de los casos son fatales.
  • La última ración de concentrado se debe suministrar hasta 3 horas antes de comenzar el ejercicio.
  • Se puede suministrar forraje de buena calidad hasta el momento de comenzar el recorrido.

b.  Durante la cabalgata

  • Siempre y cuando se continúe inmediatamente, permitir beber agua hasta satisfacer su necesidad evitando el consumo de cantidades exageradas, hay que recordar el reducido tamaño del estómago del caballo, 6 a 8 litros son suficientes.
  • En recorridos largos y hasta donde sea posible, es recomendable la utilización de electrolitos en el agua, sin embargo debido a la dificultad de hacerlo en el recorrido, al menos el agua antes de salir y a la llegada.
  • El agua debe estar a temperatura ambiente, pero en climas extremadamente calientes el caballo puede rehusarse a beberla y en extremos fríos puede producir cólico por el impacto térmico en el tracto digestivo.
  • Tener precaución con los reproductores. Tenerlos retirados de las yeguas en todo momento.
  • Verifique frecuentemente la condición física del equino y de ser necesario pida ayuda observar el agotamiento del equino. Esto puede observarse con facilidad en la respiración, sudoración y estado general. Un equino puede dar muestras de ello cuando disminuye el ritmo de trabajo, pero existen animales que por su temperamento no lo hacen hasta las últimas consecuencias, en cuyos casos se debe ser muy cuidadoso en observar síntomas de cansancio extremo.

c.  En la llegada de la cabalgata

  • En caso de necesitarse rehidratación vía parenteral (inyectable), recuerde que el volumen sanguíneo es de 8 a 10 % del peso vivo del animal. O sea que si el caballo pesa 400 kilos posee 32 a 40 litros de sangre. La cantidad de suero a aplicar dependerá del grado de deshidratación teniendo en cuenta el volumen sanguíneo. Esto con el fin de evitar la costumbre errónea de aplicar dos o tres bolsas de suero con el fin de hidratar, ya que este volumen sería muy poco en un caso de deshidratación severa. Posiblemente el equino requiera de 6 a 8 litros inicialmente. Consulte con el veterinario.
  • Al terminar el ejercicio, dejar reposar un poco antes de beber, esto se puede detectar tomando el pulso. El límite es 60 p.p.m.
  • El baño después del ejercicio es recomendable dejando reposar al animal. De lo contrario retirar el sudor raspando toda la piel con algún elemento especial o en su defecto con el lomo de un machete.

d.  Rehidratación oral.

  • La rehidratación oral puede utilizarse, es económica y muy eficiente en la mayoría de los casos, siempre y cuando el animal no presente problemas digestivos. Se puede fabricar una solución de electrolitos así: 1 litro de agua tibia, 2 cucharadas soperas (37 gramos) de Sal (Cloruro de sodio - NaCl), 1 cucharada (18 gramos) de Sal dietética (Cloruro de potasio – KCl) o una mezcla de NaCl/KCl. Suministrar 5 a 7 litros de esta solución por hora.
  • Para mejorar la palatabilidad puede adicionar pequeñas porciones de melaza como saborizante.
  • En el mercado se pueden conseguir comercialmente electrolitos elaborados para tal fin, algunas veces no están fabricados especialmente para equinos, pero con la ayuda del veterinario puede utilizarlos.

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD