SollaBlog

Compartir

Alimentación en truchicultura

Publicado el: 14 Nov 2014

El oxigeno y la alimentación de las truchas.

El proceso de alimentación para truchas depende de la temperatura del agua, de la concentración de sólidos (sedimentos), y del nivel de oxígeno presentes en el agua. Rangos por debajo de los niveles óptimos de oxígeno y por encima del rango de temperatura óptima, así como alta cantidad de sedimentos en el agua estresan el animal disminuyendo su apetencia y por lo tanto el consumo.

La digestión del alimento en las truchas comienza aproximadamente un cuarto de hora después de la ingestión. A partir de ése momento, la trucha necesita un gran aporte de oxígeno que puede alcanzar hasta el 75% de las necesidades de la trucha en ayuno. Esta demanda disminuye rápidamente para situarse el cabo de una hora en el consumo normal.

Toda manipulación de las truchas desencadena un aumento de actividad y por lo tanto aumento en sus necesidades de oxígeno, de tal manera que se puede presentarse el máximo de consumo de O2 en momentos de un gran estrés.

Por lo tanto es conveniente no alimentar y no molestar a las truchas con tratamientos externos, clasificaciones, etc., cuando la temperatura del agua sea alta y los niveles de oxígeno sean bajos.

 

Por Pedro Enrique Sarmiento B.

Director Nacional de Piscicultura, Solla.

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD