SollaBlog

Compartir

Sin México ni Ecuador, Fenavi tiene en la mira a Japón para vender productos avícolas

Publicado el: 24 Apr 2014

Bogotá_ A Japón, un mercado de 127,6 millones de personas que durante años ha ocupado las primeras posiciones en los rankings de consumo de huevo, buscarían entrar los productos avícolas de origen colombiano.

Así lo confirmó el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), Andrés Valencia, en entrevista con LR. Si bien aún no se tienen proyecciones del beneficio para la industria nacional, se sabe que el consumo per cápita anual en Japón alcanza los 250 huevos según la FAO y el de carne de pollo llegó a 15,9 kg por persona en 2010 según el Food and Agricultural Policy Research Institute. El consumo per cápita anual de los más de 46 millones de colombianos es de 236 huevos y 24 kilos, según Fenavi.

¿Qué tanto de la producción nacional se importa?

El sector ha tenido algunos ensayos de exportación, aunque su producción básicamente se destina al consumo interno. Con huevo llegamos a México cuando el país atravesaba una crisis sanitaria por cuenta de la influenza aviar, pero superada ésta la venta se suspendió. Ecuador ha sido el destino número uno en genética, pero desde diciembre nos cerraron las exportaciones de manera unilateral. Ahora estamos mirando con el ICA, el Invima y el Ministerio de Agricultura cómo solucionarlo.

Pero habrán mercados potenciales...

Hay posibilidad de entrar a Centroamérica. También creemos que en Asia puede haber muchas oportunidades. La clave de la masificación en el continente está en lograr acceso a su mercado más exigente: Japón.

¿Cuáles son los elementos clave para llegar allá?

Los temas sanitarios son muy importantes a la hora de conquistar un destino. Nosotros logramos que Japón declarara equivalente nuestro sistema de inspección, vigilancia y control para plantas de sacrificio, lo que significa que Colombia equiparó sus normas. Así garantizamos la admisibilidad del pollo a un mercado tan importante y sofisticado.

¿Cuándo comenzará la exportación?

Aún faltan dos cosas: que se certifiquen cuáles plantas de sacrificio serán las autorizadas para exportar, eso se hará este año, y que culminen las negociaciones que adelantan los países para firmar un TLC en el cual la desgravación arancelaria será fundamental y no creo que en ello tarden más de un año. Lo destacable es que rompimos la barrera sanitaria antes que la arancelaria.

¿Qué les queda pendiente a ustedes?

Nuestro siguiente paso es visitar el mercado, conocer el canal de distribución y las preferencias de los consumidores, saber si prefieren productos de valor agregado y procesados como nuggets o el pollo congelado entero. Como es un mercado inexplorado es difícil estimar cuánto creceremos, pero sabemos que es un importador por excelencia y nos apoyaremos en Proexport para ayudar a los avicultores a aproximarse.

¿Quiénes le venden hoy a Japón productos avícolas?

Estados Unidos y China, principalmente, pero este último es muy vulnerable desde el punto de vista sanitario.

¿Cómo se comporta la producción en Colombia?

Creció alrededor de 11%, impulsado, en alguna medida, por la producción de pollo que se incrementó 14,7% mientras que la de huevo lo hizo casi 5%. En 2013 toda la industria pasó a una producción cercana a los dos millones de toneladas.

¿Y el consumo?

El pollo sigue siendo la proteína preferida de los colombianos por encima de la carne de res y de cerdo o el pescado porque es muy económica y el comportamiento de su precio es estable. Esperamos que crezca 10% este año.

Estatus sanitario, señal de confianza

El sector avícola colombiano no ha tenido crisis sanitarias como México, EE.UU. o China, que enfrentan episodios recurrentes de influenza aviar. Para el presidente de Fenavi esto se explica en el hecho de que el país cuenta con una institución como el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). "Desde el punto de vista sanitario estamos tranquilos, tenemos que trabajar de la mano del ICA y el Fondo Nacional Avícola (Fonav) que cuenta con recursos que alimenta todo el sistema de vigilancia en influenza; eso ha permitido complementar las acciones que hoy en día se ejecutan en materia de prevención y control de enfermedades", dijo Valencia.

La opinión

Andrés Moncada

Expresidente de Fenavi

"En 1970 una persona consumía en promedio 42 huevos por año; en la década de los 80 se incrementó a 104 y en 1990, aumentó a 119".

Paula Delgado Gómez

pdelgado@larepublica.com.co

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD