SollaBlog

Compartir

Manejo del Lechón Desteto

Publicado el: 17 Dec 2014

El destete es  la etapa que más influye en la productividad de los animales que van para la producción de carne, ya que el número de kilogramos de cerdo producidos en la ceba depende directamente de las ganancias de peso logradas en el destete.

Así hagamos muchos esfuerzos durante la etapa de destete en caminados a la producción de cerdos de alta salud, con buena conversión alimenticia, excelente genética y poca variación en el peso, pueden ser innecesarios si no hacemos un buen manejo también durante la etapa de ceba.

Las metas de manejo para el precebo son las siguientes:

Evitar pérdidas de peso en la primera semana después del destete.

Facilitar la pronta adaptación de los lechones al ingreso a esta etapa.

Prevenir la presentación de enfermedades utilizando los programas de vacunación adecuados a la situación sanitaria de la granja.

Reducir al máximo los índices de mortalidad para la etapa, manejar mortalidades  entre 0.5% y 1% máximo.

Estimular el consumo de alimento con el fin de lograr consumos entre 200 a 230 gramos/día durante la primera semana.

Buscar líneas genéticas con altas ganancias de peso.

Hacer grupos con una variación mínima en el peso.

Hacer un control estricto sobre la temperatura, desinfección, descanso sanitario de las  instalaciones,  ventilación y calidad del agua.

Mantener iluminación permanente con el fin de estimular el consumo de alimento

 

Limpieza y desinfección:

 

Lavar con agua a presión con cepillo para remover la materia orgánica, de paredes, techos y pisos.

Utilizar un detergente que permita la remoción de la capa de grasa, dejarlo aplicado de 10 a 15 minutos.

Enjuagar con agua limpia, dejar secar.

Aplicar un desinfectante.

Dejar descansar de 4 a 5 días antes de utilizar la instalación nuevamente.

 

 

Recepción del lechón:

Es una práctica de manejo que requiere mucha atención, debido a que la separación del lechón de la cerda provoca en estos,  estados de mucha tensión y cambios hormonales que los predisponen a sufrir enfermedades, igualmente hay retraso en el  crecimiento e incluso algunos pueden morir. Por lo tanto, se les debe ofrecer un ambiente sano y confortable.

Aunado a la separación de la madre, el lechón tiene que adaptarse a un nuevo ambiente y en ocasiones, dependiendo del tipo de destete practicado, a nuevos compañeros con los que tendrá que rivalizar mientras se establece la estructura jerárquica del grupo.

 

Francisco Javier Zuluaga G.

Director Nacional de Porcicultura, Solla.

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD