SollaBlog

Compartir

Manejo de Cerdas Destetas

Publicado el: 28 Jan 2015

¿Es importante realizar la práctica de alimentación llamada   flushing  o incremento en la cantidad de alimento en cerdas destetas?

Anteriormente existía la creencia de que no sólo era efectiva sino que era indispensable, sin embargo hoy en día se ha comprobado que esto no es cierto. Suprimir el agua y el alimento como práctica  de manejo para conseguir el secado de la leche es realmente poco efectivo. Cada pezón es un compartimento con capacidad de producción de leche distinta y normalmente con suprimir el alimento se suelen secar primero los pezones posteriores y no las anteriores. Cuando se termina esta práctica y se pasa a alimentar a voluntad, los pezones anteriores, muchas veces, no están secos y en consecuencia aún existe presencia de pezones llenos de leche que a menudo provocan calores silenciosos y de difícil detección después del destete.

La práctica del flushing en cerdas destetadas sólo funciona cuando su condición corporal es muy baja (cerdas muy delgadas). El hecho de que funcione es porque estas cerdas sólo manifiestan  su celo frente a un estado de estrés, que se produce en el momento que quitamos el alimento y el agua al hacer el destete de la hembra.

Sin embargo esta situación presenta un problema, ya que este tipo de cerdas tan delgadas tienen que ser alimentadas con una mayor cantidad de comida después del servicio durante la gestación,  para recuperar el peso perdido durante la lactancia.

Cuanto más come una cerda durante la gestación, se afectará su consumo durante la  lactancia e incidirá en que su tejido mamario se engrase y se afecte la producción de leche,  por tanto el peso del lechón al destete, por esta razón al recuperar la condición corporal de la cerda, debemos bajar el consumo de alimento, para evitar deterioros en esta y sus repercusiones en el siguiente destete, siendo cada vez más difícil que la cerda entre en calor, con ovulaciones cada vez menores.

Para cerdas reemplazos el incrementar la cantidad de alimento dos semanas antes del servicio,  muestra ventajas en producción de camadas de mayor tamaño al primer parto, pero igualmente debemos cuidar mucho estos animales en su condición corporal,  ya que pueden engrasar sus ubres y tener problemas de producción de leche al entrar a la lactancia.

Para cerdas multíparas es recomendable suministrar alimento en la cantidad necesaria para recuperar su condición corporal esta puede ser entre 2.5 kilos y 3 kilos por cerda/día 

ALIMENTACIÓN:

La cerda primeriza debe consumir, al ingresar a la granja y durante las dos primeras semanas Chanchitos G&P S2 dos kilos/día, que es un alimento medicado que ayuda en el proceso de aclimatación de la cerda a la granja previniendo enfermedades entéricas y respiratorias.

De la semana tres a tres semanas antes del servicio el consumo debe ser de Criacerdos Reemplazos la cantidad debe ser de 2.5 a 2.8 kilos por cerda/día, siendo estrictos en controlar su ganancia de peso y evaluando permanentemente la condición corporal, este alimento permite un buen desarrollo musculo esquelético.

Las tres últimas semanas antes del servicio utilizar Criacerdos Lactancia a razón de 2.8 a 3 kilos/día.

Una cerda reemplazo se entrega de 78 kilos y 18 semanas de vida,  y debe pesar al momento del servicio 140 kilos a las 31 semanas de vida por tanto la ganancia en  este periodo de tiempo debe ser menor de 700 gramos/día.

La cerda primeriza consumirá en su primera semana de gestación 1.8 kilos/día, del día 8 al 93 de gestación de 2 a 2.5 kilos, del día 94 al parto entre 2.8 y 3 kilos/día de Criacerdos Lactancia.

Para cerdas multíparas el consumo será de 2 a 3 kilos del  1 al 93 días de gestación con alimento Criacerdos, del 94 al 114 la cantidad es de 3 a 3.5 kilos/cerda/día de Criacerdos Lactancia.

Compartir

OTRAS NOTAS DE ACTUALIDAD